El sentido de la responsabilidad de Pictet inspira nuestro enfoque del medio ambiente. Conscientes de que nuestras acciones afectan al medio ambiente, nos sentimos comprometidos a reducir ese impacto tanto como sea posible.

Nuestro objetivo en relación con el CO2

En nuestras operaciones, hemos fijado objetivos estrictos para reducir la huella de carbono por empleado del Grupo. La sede social de Pictet en Ginebra se construyó con el propósito de minimizar el impacto medioambiental del edificio. Nos fijamos asimismo un objetivo ambicioso: reducir la huella media de carbono por empleado en un 40% para 2020.

Toneladas de CO2 por empleado

En 2007 empezamos a calcular las emisiones de CO2 del Grupo en respuesta a una estrategia medioambiental recientemente formulada. Los viajes de negocio y el consumo de energía representan más del 90% de las emisiones del Grupo.

 

¿Qué estamos haciendo para reducir nuestra huella de carbono?

Reducir los viajes mediante videoconferencias

La red de videoconferencias (VC) de Pictet se expandió con la instalación de 25 sistemas adicionales. Ahora tenemos 290 salas provistas de sistema de videoconferencia, y estas instalaciones fueron utilizadas un total de 72.300 horas en 2018, con un incremento del 13% respecto a 2017. La disponibilidad de dichos equipos realmente anima a los empleados a hacer un mayor uso de este mecanismo.
 

2012 16.182 horas
2013 24.167 horas
2014 29.365 horas
2015 41.111 horas
2016 52.255 horas
2017 63.912 horas
2018 72.300 horas

Incrementar la eficiencia energética en nuestra sede central

Durante la última década, hemos instalado tres sistemas para incrementar la eficiencia energética en nuestra sede central: transferencia térmica, aire acondicionado solar y energía solar fotovoltaica.

En consecuencia, podemos reducir el impacto medioambiental en tres áreas: prevenir las emisiones de CO2, reducir el consumo de combustible para calefacción y producir electricidad fotovoltaica.

Por ejemplo, los 330 m² de paneles solares fotovoltaicos instalados en el tejado de la sede central produjeron 57.903 kWh de electricidad verde en 2018, una cantidad equivalente a la electricidad consumida por 10 hogares en un año. Estos paneles proporcionan toda la electricidad necesaria para el sistema de aire acondicionado solar y los puntos de recarga para automóviles y bicicletas eléctricas.

La planta de aire acondicionado solar, con una superficie de 600 m2, tiene 364 colectores y está instalada también en el tejado del edificio principal. La energía recogida se convierte en agua fría y caliente. Finalmente, el sistema de transferencia térmica nos permite recuperar el calor excedente que emana de los centros informáticos y las salas de telecomunicaciones.

Reconocimiento a Luxemburgo

Además, el banco del Grupo en Luxemburgo ha sido distinguido con la etiqueta de calidad local "SuperDreckskëscht fir Betriber" desde 2015, un sello que certifica la gestión de residuos ecológica y económica de conformidad con la norma internacional ISO 14024.

Instalaciones de energías limpias en la azotea de la sede de Pictet en Ginebra.

Promover el uso del transporte eléctrico

Pictet fomenta el uso de diferentes tipos de vehículos eléctricos. Existen varios puntos de recarga disponibles para que los empleados puedan recargar sus automóviles o bicicletas eléctricas. Estos puntos utilizan electricidad 'verde' producida en la sede mediante paneles solares fotovoltaicos adicionales instalados en la azotea del edificio principal.

Una encuesta interna reciente en la que se preguntaba a los empleados de Ginebra cómo se desplazan de casa al trabajo y viceversa ha arrojado unos resultados muy positivos. Realizada por MobileIdee, especializada en la gestión de movilidad, esta encuesta revela que un 41% de nuestra plantilla se desplaza al trabajo en transporte público y un 19% va en bicicleta tradicional, bicicleta eléctrica o caminando.

Para promover el uso de medios limpios de transporte en Ginebra, también se han puesto a disposición de los empleados, de forma gratuita y por cuarto año consecutivo, bicicletas eléctricas desde abril hasta mediados de noviembre.

En 2018, el personal de nuestra sede central de Ginebra utilizó 5.502 de estas bicicletas eléctricas, cifra que representa un aumento del 21% con respecto a 2017. Estas bicicletas recorrieron una distancia de 38.234 kilómetros, ahorrando 13 toneladas de CO2.

Financiar proyectos de energías limpias para contrarrestar las emisiones de carbono

Mediante la financiación de proyectos de energías limpias, Pictet ha cumplido ya su objetivo de neutralidad en materia de emisiones de carbono para el período de 2014-2020, compensando la emisión de 70.000 toneladas de carbono. Estos proyectos incluyen la construcción de instalaciones hidroeléctricas en China y de centrales eléctricas de biomasa en Tailandia.

Pictet ha fijado el objetivo de cero plásticos

La contaminación por plástico es uno de los mayores desafíos medioambientales de nuestro tiempo. Enormes extensiones de los océanos de la Tierra están cubiertas por manchas de basura, consistentes principalmente en plástico flotante, que ahogan la vida marina y deterioran grandes franjas de las costas.

Por este motivo, el grupo Pictet se ha fijado un objetivo ambicioso: poner fin al uso de plástico desechable en junio de 2019.

Implementada en junio de 2018 en Ginebra, nuestra estrategia ya ha producido resultados. A finales del año pasado alcanzamos y superamos nuestro objetivo inicial, y seguimos trabajando para eliminar todo el plástico desechable a escala de Grupo. Nuestras oficinas en todo el mundo colaboran estrechamente y comparten sus experiencias para que esto se convierta en una realidad. Ya hemos alcanzado un 83% de nuestro objetivo de reducción y terminaremos superando el 90%.

Nuestro enfoque

Empezamos a buscar alternativas a los residuos plásticos más respetuosas con el medio ambiente en dos áreas específicas: los restaurantes para el personal y el material de oficina. Los artículos de un solo uso, como las pajitas para beber, o bien se han ido eliminando gradualmente o han sido sustituidos por alternativas biodegradables. En el área de suministros, los bolígrafos, carpetas, marcadores, cubiertas de documentos y otros artículos se han sustituido por alternativas libres de plástico.

¿Y después?

Han pasado más diez años desde que empezamos a hacer un esfuerzo concertado para lograr nuestros objetivos de CO2, y los resultados han sido positivos hasta ahora. Ha llegado el momento de pensar en lo que pasará después de 2020 y en ampliar nuestros campos de acción.

Tenemos que considerar nuestro consumo de materiales y recursos — y reducirlo significativamente. Teniendo esto en cuenta, estamos desarrollando nuevas medidas para implementarlas en todo el Grupo en Suiza y en el extranjero.

Plan de acción

Elevar la sensibilización de los empleados

Elevar la sensibilización de los empleados sobre los temas medioambientales y las medidas adoptadas por Pictet forma parte de nuestro enfoque desde hace tiempo.

Celebramos anualmente una "Semana de la Sostenibilidad" para el personal en todas nuestras oficinas. El objetivo es que los empleados sean conscientes de sus hábitos de consumo y recordarles la postura de Pictet sobre los temas medioambientales, sociales y de gobierno corporativo. En el marco de este evento, empleados de todo el mundo pueden, entre otras cosas, asistir a charlas de expertos internos y externos, aprender sobre la flora y la fauna locales, participar en excusiones en bicicleta eléctrica y visitar las instalaciones utilizadas para reducir la huella de carbono de Pictet y generar nuestra propia energía limpia.

En 2018 se instalaron en la azotea de nuestra sede social de Ginebra colmenas con 50.000 abejas. Más de treinta empleados de Pictet cuidan estos panales, recolectan la miel y aprenden los elementos básicos de la apicultura. Al promocionar esta iniciativa y comercializar la miel en toda la empresa, elevamos la sensibilización de los empleados sobre la disminución de las poblaciones de abejas y las amenazas para la biodiversidad.

Mejorar la eficiencia energética

Nuestro plan consiste en impulsar la participación de nuestras sucursales extranjeras, analizar nuestro consumo general y lograr que cada uno de nuestros empleados se involucre más que antes.

Las conclusiones iniciales de esta evaluación son que deberíamos empezar por nuestras sucursales de Asia y Bahamas, donde existe un potencial de mejora considerable.

Tendremos que identificar, medir y analizar exactamente dónde deberíamos emprender acciones, fijarnos objetivos adicionales y lanzar nuevos proyectos. En esta etapa, estamos examinando lo que denominamos nuestro Enfoque medioambiental 2.0.

Asimismo, todavía hay muy pocas medidas que estén desarrollándose en el área del transporte, y tenemos que ver qué se puede hacer en ese sentido. Se ha creado también un equipo de trabajo formal compuesto por 13 personas de todo el Grupo para poder avanzar con nuestro enfoque medioambiental en nuestras sucursales en el extranjero.

Reconsiderar nuestra cadena de consumo en su totalidad

Nuestra huella de carbono forma parte de un tema más general, el de nuestro consumo global, que tiene que llegar a ser más sostenible.

Para lograrlo, tenemos que estudiar la cadena de consumo del Grupo en su totalidad, desde nuestros proveedores y sus prácticas de trabajo hasta la clasificación y el reciclado de todo el material usado, especialmente nuestros equipos informáticos.

Este trabajo, que cubre un amplio espectro, ha empezado y requiere una larga fase preparatoria de análisis y recogida de datos, que nos permitirá fijar objetivos ambiciosos a la par que realistas y después lanzar iniciativas destinadas a proteger nuestro medio ambiente.

Como primera medida adoptada, a partir de ahora, además de las emisiones directas, Pictet analizará las emisiones indirectas de las operaciones del Grupo, como la huella de carbono asociada con los traslados de los empleados de casa al trabajo y viceversa. Además, el Grupo ha decidido tomar como base las directrices del Protocolo de gases de efecto invernadero (GHG por sus siglas en inglés), desarrollado en colaboración con el World Resources Institute de Washington y el World Business Council for Sustainable Development (Consejo Empresarial Mundial de Desarrollo Sostenible) de Ginebra.