Comunicado de prensa

El fondo tiene un enfoque flexible, sin limitaciones, de inversión en renta fija, con el objetivo de generar rentabilidades superiores aprovechando la volatilidad del mercado. Está bien diversificado entre tipos de interés, spreads y divisas y puede invertir en todos los sectores de renta fija tanto en mercados desarrollados como en mercados emergentes.

Este fondo debería resultar atractivo para inversores en renta fija que estén dispuestos a aceptar un mayor nivel de riesgo con el fin de obtener rentabilidades más elevadas.

El fondo está gestionado por Andrés Sánchez Balcázar, director de renta fija global, y por los gestores senior Sarah Hargreaves, David Bopp y Thomas Hansen. El equipo utiliza un proceso de inversión disciplinado que consiste en construir una cartera diversificada de operaciones de valor relativo para optimizar las rentabilidades.

Andrés Sánchez Balcázar, director de renta fija global, comentó: “Adoptamos un enfoque de inversión en bonos que no está vinculado a ningún índice de referencia de renta fija. De esta manera, podemos buscar oportunidades atractivas de inversión en todo el mercado de renta fija para beneficiarnos de la volatilidad del mercado y de operaciones de valor relativo. Debido al perfil de mayor riesgo del fondo, pretendemos generar rentabilidades más elevadas que la media de los fondos de renta fija global de retorno absoluto.

El fondo tiene un objetivo de rentabilidad anual del 6-8% sobre efectivo en términos brutos.

El fondo está registrado para distribución en los países siguientes: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, España, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Italia, Liechtenstein, Luxemburgo, Países Bajos, Perú, Portugal, Singapur, Suecia y Suiza.