"Se ha producido un desmoronamiento generalizado de las correlaciones convencionales... que han vuelto los mercados difíciles de capear para los inversores"

Como muestra el reciente aumento de la volatilidad, el panorama de los activos de riesgo está volviéndose más incierto que nunca. Las guerras comerciales, las dudas sobre las perspectivas de crecimiento económico y empresarial, las grandes fluctuaciones del precio del petróleo y la terminación de las políticas monetarias expansivas, por no hablar de las crecientes tensiones políticas y geopolíticas, han contribuido a las oscilaciones del mercado desde principios de octubre.

¿Cómo responder a todo ello? En especial porque, según las declaraciones de César Pérez Ruiz, director de inversiones de PWM en el número de Perspectivas de diciembre de 2018, un examen más detenido "revela una ruptura generalizada de las correlaciones convencionales... Por ello, los mercados se han caracterizado por anomalías que dificultaban el avance a los inversores".

Al comienzo de este año, Pérez Ruiz predecía que un retorno de la volatilidad del mercado y, en respuesta, la necesidad de jugadas más defensivas centradas en acciones con bajo endeudamiento y bonos de calidad, serían temas importantes en 2018. PWM se había posicionado en este sentido y “los mercados se han estrechado a nuestro favor”, afirmaba.

Pérez Ruiz pronostica que la geopolítica continuará desempeñando una función importante y que identificar empresas con poder para fijar precios se volverá aún más crucial a medida que nos acerquemos al final de los ciclos de mercado y económico. Pero el director de inversiones de Pictet también cree que puede sacar partido a las anomalías de mercado que menciona: “Dados los reducidos niveles de valoración y las exageradas inquietudes en juego, hemos empezado a invertir en ciertos mercados emergentes por primera vez este año”, afirma, mientras que los hedge funds y los alternativos podrían volverse aún más atractivos “particularmente si las correlaciones entre renta variable y renta fija siguen siendo positivas”.

El atractivo de las inversiones alternativas, privadas, es un tema que aborda Christophe Donay, jefe de Estrategia y responsable de asignación de activos y de investigación macroeconómica de PWM. Donay apunta a un análisis realizado por su equipo que demuestra que la 'prima de iliquidez' (el rendimiento extra que exigen los inversores por colocar su dinero en instrumentos poco negociados) asociada a los activos privados puede dar un impulso notable a la rentabilidad de una cartera, a medida que las rentabilidades de los instrumentos más tradicionales van disminuyendo. Los activos privados conllevan su coste, pues en general son difíciles de valorar y vender. Pero Donay apunta a la aparición de alternativos líquidos que ofrecen liquidez diaria o semanal, “diseñados para aliviar las inquietudes de los inversores en este sentido”.

En una entrevista, Nicolas Campiche, consejero delegado de Pictet Alternative Advisors, también subraya los méritos de las inversiones privadas, particularmente el 'private equity'. "Si estuviera diseñando una asignación de activos hoy," señala, "maximizaría la asignación a 'private equity' en el alcance que lo permitiera el perfil de riesgo de un cliente, especialmente a medida que el ciclo de mercado evoluciona" y las rentabilidades de los activos tradicionales continúan bajando. Un área que Campiche resalta es el capital riesgo en el sector tecnológico. Dado que las empresas ahora salen a bolsa mucho más tarde que en la década de 1990, “hay considerablemente más valor que antes para que lo capturen los inversores privados”, afirma Campiche.

Con el Brexit en boca de todos, James Ind, director de Multi-Asset Flexible & Single Asset Strategies de PWM, explica en este número de Perspectivas las previsiones para la libra esterlina así como para la renta variable, la renta fija y los activos inmobiliarios británicos en diferentes escenarios de Brexit. Entre un sinfín de motivos de preocupación para los inversores, la rápida evolución del panorama político nacional, y en especial el ascenso de la resurgente, y más militante, ala izquierda de los laboristas, tal vez sea uno de los principales. "Es probable que estemos digiriendo los aperitivos del Brexit," señala Ind, "pero el plato principal político todavía no ha llegado".

Lea el documento completo